TCP + ALBA = ALPA

Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales acaban de suscribir el Tratado Comercial de los Pueblos (TCP), como alternativa a los TLC y como parte de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que impulsan Castro y Chávez en contraposición al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). De este hecho, lo que resultará es el ALPA: Alternativa de Pobreza para las Américas. Veamos por qué. 

Todos los seres humanos tenemos necesidades de consumo de bienes y servicios (b&s), los cuales son indispensables para nuestra supervivencia y bienestar. Para resolver esas necesidades, hemos sido dotados de recursos (inteligencia, habilidades, recursos naturales). Con ellos, las podemos resolver de solo dos formas: en autosuficiencia, lo cual implica que cada individuo produce todo lo que necesita para vivir; o (2) en cooperación con otros. El hombre resolvió sus necesidades en autosuficiencia hasta que descubrió el principio de especialización e intercambio. Según este, dos o más individuos pueden resolver mejor sus necesidades de consumo si en vez de producir todo lo que desean consumir, cada uno dedica sus recursos a los b&s que produce mejor y luego los intercambia por aquellos que otros producen con ventaja. La aplicación generalizada de este principio da vida al sistema de especialización e intercambio (SE&I), una intricada red de interrelaciones e interdependencias en la cual cada individuo produce un bien (o pocos) y obtiene todos los demás mediante el proceso de intercambio.

Este sistema: (a) trasciende cualquier noción de fronteras políticas. Un boliviano y un español que encuentran beneficioso para ambos el intercambio de ciertos b&s forman parte del mismo SE&I; y (b) tiene como su motor el consumo de b&s. Además, en él (c) cualquier evento que afecte a un participante, afectará a la gran mayoría de los demás. Ahora, en este sistema solo se puede crear más riqueza con una cantidad X de recursos si surgen mejores soluciones para alguna necesidad de consumo; soluciones que desplazarán a las anteriores (y a sus proveedores). No existe otra forma de generar más riqueza con una cantidad X de recursos. 

La mejor solución para una determinada necesidad de consumo puede estar en cualquier parte del mundo. Para un boliviano, la mejor solución para su necesidad de consumo del bien X puede estar en Argentina, Sur África, China o Kentucky. Si se le impide acceso a esas opciones, limitándolo a soluciones menos buenas que se encuentran en Venezuela o Cuba, tanto él como la gran mayoría de la sociedad se empobrecerá. ¿Cómo ocurre? Él recibe mucho menos bienes por cada unidad que entrega; esto lo obliga a ofrecer menos por cada unidad que adquiere (compra). Los dueños de estas unidades deben ofrecer menos por cada unidad que ellos desean, y así sucesivamente, hasta empobrecer a todos. 

Debido a lo anterior, en la mayoría de los países pobres no se genera más del 10 por ciento de la riqueza que se podría crear. 

 
 
DMS