Estatismo parcial

Debemos recordar que los elementos básicos del sistema de especialización e intercambio son: numerosas personas; cada una con su propia inteligencia, destreza y conocimientos –propiedad intelectual—, y sus necesidades de consumo; recursos naturales; y un objetivo: solucionar las necesidades de consumo de todos mediante el uso de los recursos. Dos características distinguen a este modelo de los demás: (1) No hay regulaciones indeseadas, empobrecedoras; (2) y parte de la propiedad física, material (tierra, agua, casas, edificios, industrias, comercios) es apropiada por el grupo que posee las armas y el poder: el Estado. Este conjunto de bienes conforman el sector público empresarial.

Solución de necesidades. En este modelo, ¿cómo se solucionan las necesidades de consumo? Hablamos de la misma sociedad de 4 millones de habitantes, 100 mil km2 de área con todo tipo de recursos naturales. En este modelo, en lugar del 10 por ciento de la población planificando y dirigiendo todo, lo que se tiene son 400 mil individuos trabajando en empresas estatales que brindan servicios como los bancarios, de seguros, telefónicos y muchos otros. Los demás bienes y servicios son provistos privadamente por individuos operando en competencia.

Generación de riqueza. Este modelo genera mucho menos del 100 por ciento de la riqueza que esa sociedad podría generar, por la siguiente razón. El 90 por ciento de la población labora en empresas que operan libremente, que proveen soluciones óptimas (dentro de la limitación estatal) para las necesidades de consumo de la población, porque se cumplen los tres requisitos fundamentales para la generación de riqueza. El 10 por ciento restante, sin embargo, trabaja en el sector público, donde, por operar en forma de monopolios, se violan los tres requisitos básicos para la creación de riqueza.  Uno, no se respeta el derecho de propiedad privada, porque se le impide a los privados utilizar sus recursos para generar los bienes monopolizados, aun si esos pudiesen ofrecer mejores soluciones (para las necesidades de consumo) que las del sector público. 

Las relaciones no son voluntarias, pues se obliga a los individuos a recurrir a los bienes generados por el sector público como única solución para sus necesidades de consumo de esos productos o servicios. No hay competencia; por lo tanto, no existe el acicate para que las empresas estatales busquen mejores soluciones para las necesidades de sus clientes. Y, por ser monopolios, invariablemente, las empresas son tomadas por los políticos y trabajadores como si ellos fueran los accionistas, los únicos accionistas; con la desgracia de que en esas condiciones los accionistas de facto maximizan sus ingresos a través de la maximización de los costos de producción. Esto implica escasez y precios elevados para todos los usuarios; es decir, en lugar de las mejores soluciones para las necesidades de consumo, dichas empresas proveen las peores soluciones. Así es como generan pobreza.

 
 
DMS