Estatismo disfrazado

De nuevo, debemos recordar que los elementos básicos del sistema (SE&I) son: numerosas personas; cada una con su propia inteligencia, destreza y conocimientos –propiedad intelectual—; y con sus propias necesidades de consumo; recursos naturales; y un objetivo: solucionar las necesidades de consumo de todos los habitantes mediante el uso de los recursos. 

Lo que distingue a este modelo es el hecho de que toda la propiedad física, material (tierra, agua, casas, edificios, industrias, comercios) está en manos privadas; pero los individuos no gozan del derecho de disponer de su propiedad de la manera que prefieran. El Estado controla todo: exige permisos y estudios de impacto económico y ambiental antes de que se pueda establecer una empresa, fija precios y salarios, zonifica la producción; mediante herramientas como los aranceles, subsidios y barreras no arancelarias, estimula la exportación y disuade la importación; obliga a los individuos a afiliarse a diversos programas e instituciones, y castiga a los individuos y sus actividades mediante onerosos impuestos. 
Solución de las necesidades. En este modelo ¿cómo se solucionan las necesidades de consumo de todos? Hablamos de la misma sociedad de 4 millones de habitantes. En este modelo, en lugar del 10 por ciento de la población trabajando en empresas estatales que brindan diversos servicios, lo que se tiene son 400 mil individuos trabajando en las diferentes agencias de regulación. Todos los bienes y servicios son provistos privadamente por individuos operando dentro del marco establecido por el sinnúmero de regulaciones.
Generación de riqueza. Este modelo genera mucho menos del 100 por ciento de la riqueza potencial por las siguientes razones (se incumplen los tres requisitos para la creación de riqueza): 

  • La exigencia de permisos y estudios de impacto económico y ambiental para establecer una empresa tiene dos efectos: (1) encarece la producción de ciertos bienes, lo cual reduce la riqueza, y (2) hace que algunas actividades con potencial para generar riqueza se tornen inviables.

  • El estímulo de la exportación de ciertos bienes y la disuasión de la importación de otros reduce la productividad de los recursos. La cantidad de bienes que se logra disponer para el consumo de los habitantes (la riqueza creada) es mucho menor que la que se hubiera logrado sin esas intervenciones; esto por cuanto la riqueza es lo que se consume –lo cual incluye los bienes importados– y no lo que se produce, lo cual incluye los bienes exportados. La única razón para exportar A es porque esa es la mejor forma de obtener B, lo importado.

  • La fijación de precios y salarios crea pobreza de la misma manera que la crea el asalto a mano armada. Cuando los individuos son obligados a intercambiar bienes y servios en términos que ellos no hubieran acordado en plena libertad, la diferencia entre los términos constituye un intercambio del tipo ganar-perder; el tipo de intercambio que genera pobreza. 

 
 
DMS